Una boda en la playa: Los pros y los contras


Celebrar una boda en una playa está de moda. El sol, el mar, la brisa marina y las gaviotas pueden ser elementos que aporten una gran belleza plástica y paisajística a la boda pero al mismo tiempo hay que tenerlas en cuenta porque no siempre van a jugar a nuestro favor. Hasta cierto punto son incontrolables.

A FAVOR:

* Puede ser más económica que una boda tradicional. A cualquiera le viene bien ahorrar dinero. No tenemos que vernos obligados a hacer frente a un presupuesto desorbitado para que nuestra boda sea un éxito.
* Permiten usar una indumentaria más desenfadada, cómoda y económica. Esto se va a traducir en una boda más relajada tanto para los invitados como para vosotros mismos. Mucha gente va a agradecer no tener que realizar un desembolso importante para asistir al enlace.
* Para los niños va a ser una auténtica gozada poder disfrutar en la playa, seguro que va a ser un gran día para ellos también.
* Puedes celebrar la ceremonia y el banquete en el mismo lugar con lo que evitas el tener que desplazar a los invitados de un lugar a otro.
* La boda en la playa permite hacer partícipes a los invitados, que no se tiene que limitar a asistir pasivamente a la boda. Te pueden ayudar en los preparativos y sentirse plenamente involucrados en la boda.
* Al no ser una boda tradicional, te permite romper moldes y usar toda la creatividad que te caracteriza. Los límites los pondréis vosotros a vuestro gusto. No existe un modelo de boda en la playa que se considere correcto. Más pequeña o más grande, romántica o ibicenca, todo tiene cabida en una boda en la playa.

EN CONTRA:

* Al desarrollarse en plena Naturaleza hay que aceptar sus leyes. Si ese día toca viento o lluvia, no le podemos pedir a nadie que cierre la ventana. Es bueno tener un “plan B” por si ese día nos encontramos con alguna sorpresa.
* En cualquier caso es bueno preparar alguna protección contra la brisa del mar para que no se nos haga demasiado molesta.
* Es posible que debamos pedir un permiso especial a las autoridades para que nos permitan usar la playa durante el tiempo que dure la boda.
* También debemos preguntar qué tipo de actividades y hasta qué hora están permitidas. Hasta qué hora de la noche está permitida la música, si podemos hacer fuego, etc…
* Si el banquete lo pensáis celebrar también en la playa cuidado con las gaviotas. Están acostumbradas a moverse entre la gente llevándose al pico todo lo que encuentran. Cubre la comida y no se te ocurra darles de comer o tendrás cientos de gaviotas “invitadas” a tu boda.
* Entérate de las mareas. No es recomendable dar el “sí quiero” con el agua por la cintura.
* El sol radiante puede ser espectacular en una playa, pero también puede resultar molesto si no existe un lugar donde poder protegerse de él. Si no hay ninguno puede ser una buena idea llevar sombrillas para los invitados.
* En conclusión, si estáis dispuestos a que no esté todo bajo control a cambio de disfrutar con las anécdotas que os deparará la boda en la playa, esta es una muy buena opción para celebrar vuestra boda.

Via: elblogdeboda.com

 
Design by Blogger | Celebrity Fashion Shop