Audiencia contra el medico de Michael Jackson: Dia 2, Resumen del 05/01/11







- Material y articulo de ElBazarDelEspectaculo blogspot com


Dos de los hijos de Michael Jackson vieron horrorizados como el astro pop yacía inmóvil en su cama el día que murió, dijo el miércoles un guardaespaldas del cantante en un emotivo testimonio.


"Paris (Jackson) gritó 'Papi' y comenzó a gritar, y el doctor Murray dijo 'Sáquenlos, no dejen que vean así a su padre'", dijo Alberto Alvarez ante un tribunal de Los Angeles.


Alvarez brindó testimonio en el segundo día de una audiencia preliminar en la que se decidirá si Conrad Murray, médico personal de Jackson, debe enfrentar un juicio por el homicidio involuntario del cantante de "Thriller", quien falleció en junio del 2009.


La corte también escuchó que Jackson parecía muerto cuando los paramédicos llegaron, y que Murray no les mencionó que el cantante había estado usando el potente anestésico propofol.


Alvarez dijo que le avisaron por teléfono el 25 de junio del 2009 que algo andaba mal con Jackson, y cuando entró al dormitorio del astro vio a Murray junto a su cama. El médico le dijo que necesitaban una ambulancia, declaró Alvarez.


El guardia de seguridad dijo que estaba buscando su teléfono celular cuando vio que los dos niños mayores de Jackson, Prince y Paris -que en ese entonces tenían 12 y 11 años-, habían entrado al dormitorio de su padre.


"Les dije 'No se preocupen niños, nosotros nos ocuparemos, por favor salgan'. Y los acompañe fuera del dormitorio", dijo Alvarez.


Alvarez declaró que Murray le contó que Jackson tenía "una mala reacción" y le ordenó que se llevara envases médicos y una bolsa intravenosa antes de llamar a los paramédicos.


"Posteriormente él (Murray) agarró un montón de botellas o frascos y me ordenó que los colocara en una bolsa", dijo Alvarez.


Los fiscales están tratando de demostrar que Murray fue negligente en el tratamiento del cantante y trató de encubrir sus errores. Murray había sido contratado para atender a Jackson antes de su planeada serie de conciertos en Londres con los que el astro volvería a los escenarios.


Murray, un cardiólogo con residencia en Houston, admitió dar propofol a Jackson a pedido del cantante para ayudarlo a dormir, pero se ha declarado no culpable de homicidio involuntario.


Los funcionarios de la morgue dicen que "El rey del pop" murió por una sobredosis de fármacos, principalmente por una aguda intoxicación con propofol.


El abogado de Murray, Ed Chernoff, sugirió a Alvarez el miércoles que Murray podría haber intentado llevar los medicamentos al hospital, o quitarlos del lugar para hacer espacio para los paramédicos.


Alvarez indicó que Murray le señaló que se llevara una bolsa intravenosa que contenía en su interior una "substancia lechosa" y que colocara las otras botellas en un empaque plástico que fue puesto al interior de un bolso de lona. El ex empleado señaló que desconocía el paradero de los objetos.


Miembros de la familia de Jackson, incluidos su padre Joe, su madre Katherine y sus hermanas Janet y La Toya, observaron a Alvarez testificar.


El paramédico Richard Senneff, que concurrió a la casa de Jackson, dijo que encontró a Jackson inmóvil. Agregó que Murray nunca le dijo que el cantante había recibido propofol, pese a que le preguntaron si Jackson había recibido alguna medicación.


Senneff dijo que Murray sólo admitió haberle administrado Lorazepam a Jackson.


Posteriormente, Senneff dijo que su equipo no detectó pulso en el cantante, y que en base a las pupilas dilatadas de Jackson y a que sus extremidades estaban frias, parecía que su corazón se había detenido hacia más de 20 minutos.


El martes, durante las declaraciones iniciales, el ayudante del fiscal de distrito de Los Angeles David Walgren alegó que pasaron más de 20 minutos entre el tiempo que Murray descubrió a Jackson inmóvil en su cama y el instante en que se llamó a los paramédicos.


Abogados creen que la audiencia podría llevar hasta dos semanas y que a su término un juez podrá decidir si hay suficientes evidencias para que Murray enfrente un juicio, que expertos legales creen que podría ocurrir debido a que la carga de pruebas en una audiencia preliminar es relativamente baja.


La audiencia contra el ex médico personal de Michael Jackson registró momentos de llanto de asistentes, luego de que el guardaespaldas del cantante contara a detalle como lo encontró y trató de revivir.


Albert Álvarez, quien era jefe de logística del equipo de seguridad del llamado "Rey del Pop", estalló en sollozos en su comparecencia ante el juez de la corte superior de Los Ángeles, Michael Pastor, lo que provocó llanto de familiares de Michael ahí presentes.


Entre éstos se encontraba la madre del cantante Katherine, así como los hermanos del extinto cantante entre estos, Janet Jackson, quien llegó portando un traje y corbata negra con camisa blanca.


Este fue el segundo día de las audiencias preliminares en contra del médico Conray Murray a fin de decidir si hay elementos suficientes para que enfrente un juicio por negligencia y homicidio imprudencial.

 
Design by Blogger | Celebrity Fashion Shop