Audiencia contra el medico de Michael Jackson: Dia 4, Resumen del 07/01/11







- Material y articulo de ElBazarDelEspectaculo blogspot com


  • Una ex novia del médico acusado de la muerte de Michael Jackson dice que el doctor la llamó esa mañana fatídica y que pudo escuchar conmoción al otro lado de la línea.


Registros telefónicos indican que Murray llamó a Anding a las 11:51 a.m. y luego al asistente personal de Jackson. Sólo a las 12:21 p.m. llamó al número de emergencias 911.


Sade Anding, oriunda de la ciudad de Houston, Texas, fue una de las 11 personas con las cuales el doctor Murray habló por teléfono en las horas que antecedieron la muerte de Jackson el 25 de junio de 2009.


La mesera dijo que ella conoció a Murray en un restaurante de carnes en Texas en febrero de ese mismo año. Ambos intercambiaron números de teléfono y ella recibió una llamada del médico la mañana del día en que Jackson falleció.


"Él me dijo que estaba bien", dijo Anding, y agregó que ella empezó a hablar pero cinco o 10 minutos más tarde se dio cuenta de que Murray ya no estaba en el teléfono.


"Escuché conmoción... tos, murmullo de voces", dijo aunque aclaró que no estaba segura si los murmullos eran de Murray.


Anding indicó que se quedó colgada al teléfono durante cinco minutos porque era poco usual que Murray se quedara sin responder. "solo me acuerdo haber dicho: '¿Aló? ¿Aló? ¿Aló? ¿Sigues allí?' ...'".


En un momento la mesera colgó la llamada e intentó llamar de nuevo a Murray y le envió mensajes pero no respondió.


El viernes, cuando terminaba la primera semana de audiencias preliminares que empezó el martes y que podría durar dos semanas, no faltó la familia del ídolo muerto: su madre y padre Katherine y Joe Jackson, así como sus hermanos LaToya y Randy.


Desde el martes la fiscalía convocó a la tribuna de testigos a paramédicos, médicos, asistentes personales de Jackson e incluso al coreógrafo Kenny Ortega, director de la película "This Is It", que recopiló los ensayos que preparaba para su resurrección artística al momento de morir.


El fiscal de distrito adjunto, David Walgren, dijo que Murray estuvo dándole propofol a Jackson todas las noches por casi dos meses para poder ayudarlo a controlar sus problemas de insomnio, mientras preparaba una serie de conciertos en Londres.


Walgren también enumeró una serie de fallas por parte del médico, que según él no llamó al número de emergencias 911 lo suficientemente rápido y tampoco le contó a los paramédicos lo que había hecho con el artista.


El médico, acusado de administrar una sobredosis de sedantes potentes, también fue acusado de haber hecho de forma errónea la reanimación de emergencia, dijo Walgren. El fiscal indicó la semana pasada que los abogados de Murray intentarán convencer al juez de que Jackson se inyectó los analgésicos.


Las últimas en declarar el jueves en la tarde fueron dos médicas del Centro Médico Ronald Reagan de la Universidad de California en Los Angeles (UCLA), donde se declaró la muerte de Jackson a las 14H26 locales del 25 de junio de 2009.


Ambas afirmaron que Jackson "estaba muerto cuando llegó" a la clínica y que Murray no les indicó en ningún momento que le había administrado propofol.


La doctora Richelle Cooper precisó que le hizo preguntas a Murray en el hospital sobre los medicamentos que estaba tomando Michael Jackson y que mencionó solamente el ansiolítico lorazepam.


La cardióloga Thao Nguyen también aseguró que el doctor Murray jamás le mencionó el propofol. "Lo que él me dijo fue que no bajáramos los brazos tan rápido y que hiciéramos todo para salvar al paciente", dijo.


Los testimonios de las doctoras siguieron a los de dos paramédicos que también indicaron que Murray no les advirtió que le había dado un potente sedante al cantante.


El paramédico Martin Blount dijo que ellos llegaron con la ambulancia cuatro minutos después de haber recibido la llamada de emergencia al 911 y que Jackson tenía la piel fria y dura y los ojos dilatados.


"Parecía como si se hubiera ido hacía rato", dijo en la Corte Superior de Los Angeles el paramédico.


El testimonio de Blount respaldó la versión de su colega Richard Senneff, al estimar que Jackson pudo haber dejado de respirar entre 20 minutos y una hora antes de que ellos llegaran




  • Una investigadora forense testificó el viernes que halló 12 envases de un potente analgésico que incidió en la muerte de Michael Jackson, en la habitación del cantante y en el armario luego de que el astro del pop había fallecido.



La investigadora Elissa Fleak dijo que nueve de las botellas se hallaron en una bolsa etiquetada como "Baby Essentials" (productos básicos para el bebé) en el armario de la mansión alquilada por Jackson cuatro días después de que murió el 25 de junio del 2009.


El testimonio de la investigadora es parte de la audiencia preliminar para determinar si hay suficiente evidencia como para enjuiciar al doctor Conrad Murray por homicidio involuntario. El médico se ha declarado inocente.


Fleak dijo que halló seis frascos de lidocaína, así como otros medicamentos y jeringas, dos de ellos al lado de la cama del cantante.


El abogado de Murray, J. Michael Flanagan, preguntó a Fleak si revisó cuánto líquido había en cada frasco.


"Había muchos frascos, no recuerdo cuáles tenían más o menos", declaró Fleak.

 
Design by Blogger | Celebrity Fashion Shop