Dakar 2011: Ganador Etapa 10, Clasificacion 12/01/11: Rally Dakar Argentina-Chile 2011







- Material y articulo de ElBazarDelEspectaculo blogspot com




  • Motos: Coma ganó en el regreso a Argentina y Despres se equivocó de camino





El español Marc Coma (KTM) ganó hoy la décima etapa entre la ciudad chilena de Copiapó y Chilecito (La Rioja) y descontó 9m56s a su inmediato perseguidor el francés Cyril Despres, quien hizo una mala elección y terminó en un camino equivocado.


El catalán, ganador del primer Dakar sudamericano, se adjudicó la especial del día 176 kilómetros con un tiempo de 3h6m35s, detrás se ubicó Despres y tercero quedó el chileno Francisco "Chaleco" López (Aprillia) a 13m22.


Coma, quien hoy sumó la cuarta etapa en este rally, logró sacar ventaja de la equivocación del piloto francés, quien antes del llegar al kilómetro 100, se equivocó de camino y terminó en una zona pedregosa, elección que le hizo perder valiosos minutos en la lucha por el primer puesto.


Con diez etapas disputadas, Coma mantiene el liderazgo de la prueba con un acumulado de 14h39m31s, segundo está Despres a 10m, y tercero López a 45m16s.




  • Cambiaron una de las tres zonas de espectadores en San Juan



El ministro de Turismo de la provincia, Dante Elizondo, informó que se cambió una de las tres zonas para espectadores para la etapa de mañana del Rally Dakar 2011 Argentina-Chile que llega a San Juan.


Elizondo confirmó que "la zona de espectadores que se había dispuesto en la zona de El Salado, en el departamento de Albardón, sufrió un importante deterioro con las últimas lluvias y por eso la empresa organizadora del Dakar 2011 Argentina-Chile determinó la eliminación de la misma y en su lugar se estableció una nueva en Las Tapias", también al norte de la ciudad capital de San Juan.


Asimismo, Elizondo reconoció: "Hay una gran expectativa por la llegada del rally más importante del mundo a la provincia y por eso queremos garantizar tanto a los pilotos como al público, dar las mejores condiciones de seguridad para que todo salga bien".


Finalmente, el funcionario dijo que "se mantienen inalterables y sin modificación alguna las zonas de espectadores del Cerro Villicum y la del Puente de Albardón", que es donde terminara la 13ra. etapa del Dakar.





  • Al Attiyah y Sainz con problemas, De Villers fue el ganador





Giniel De Villers (Volkswagen Touareg Race 3) ganó la décima etapa entre Copiapó y Chilecito, en la que Carlos Sainz y Nasser Al Atiyah, los principales protagonistas, tuvieron problemas con la navegación y los BMW se colaron en el segundo y tercer lugar.


El sudafricano, quien ganó el Dakar 2009 tras la deserción de Sainz, pero no se adjudicaba una etapa desde 2009 hasta hoy, aprovechó los pasos en falso de sus compañeros de equipo y terminó primero por delante del polaco Krzysztof Holowczyc (BMW) y de Stephane Peterhansel (BMW), en el mejor resultado para la marca alemana, que logró ubicar a dos de sus pilotos en los tres primeros lugares desde que comenzó este Dakar.


De Villers descontó 4m23s al polaco, 5m38s a Peterhansel, 5m54s al qatarí y 18m13s al español Carlos Sainz, quien ahora dispone de tres etapas para recuperar el tiempo perdido, si quiere repetir su victoria del año pasado.


Al Attiyah encabeza la general, segundo se mantiene Sainz a 12m37s, tercero De Villers a 46m57s, y cuatro Peterhansel a 1h39m32s.





  • Luís Belaustegui y su 150: afuera por demasiado "Dakar"





Luis Belaustegui vino a correr el Rally con el objetivo de ver la meta en Buenos Aires, de ser el único en terminar un Dakar con una moto de tan baja cilindrada (KTM 150), pero por sobre todas las cosas llegó con la firme convicción de "ayudar a los demás", principio número uno en esta competencia.


Ese mismo precepto, paradójicamente, lo dejó excluido en la séptima etapa, entre Arica y Antofagasta, en territorio chileno.


Este argentino, de 46 años, es docente y vive en Estados Unidos hace 20 aunque con alguna interrupción en los '90.


Apasionado de las motos, y seguidor del Dakar desde siempre, comenzó a ilusionarse con ser parte del rally más difícil del mundo cuando recaló en territorio sudamericano.


Pero fue el año pasado en La Rural, cuando su amigo español Julían Villarubio, a quien acompañó desde afuera, lo hizo subir al podio en el que son premiados aquellos gladiadores que llegan al final, y le regaló su medalla.


Ese instante que emocionó a los que estaban en la ceremonia a él le provocó un click y comenzó a perseguir su objetivo: el de ser parte de esta travesía y con una KTM 150.


Meses después estaba presentando a KTM Austria su proyecto para participar en el Dakar 2011 con una 150 centímetros cúbicos, algo inédito e impensado por la escasa potencia de la moto. Es que hasta el año pasado los corredores de primer nivel lo hacían con una 690 y ahora, con la limitación reglamentaria quedó en 450.


"Piensan que estoy loco pero están contentos por el rendimiento de la moto", confió a Télam.


Belaustegui esperó cuatro meses la repuesta de KTM aunque admite que no se sentó a esperar sino que "taladró" con llamadas día tras día, hasta que finalmente obtuvo el sí.


"Yo creo que muchas veces consigo las cosas porque están hartos de escucharme, pero creo que es la única manera. Así los tenga que llamar 200 veces", confesó, entre risas, el docente de la Universidad de Missouri.


Esa misma táctica utilizó con la Amaury Sport Organisation (ASO), organizadora de la competencia, para conseguir el número que lleva su moto: el 150, como no podía ser de otra manera.


"Los volví locos los llamaba todos los días y varias veces.


Una y otra vez, lo único que quería es que me dieran el 150 para la moto. Así dos meses seguidos hasta que un día me dijeron que el 150 era mío. No tengo dudas de que lo hicieron para no escucharme más", reflexionó.


Ahí ya comenzó a recibir la ayuda de todos sus amigos, que son muchos fruto de sus 20 años como piloto de rally, y cada uno aportó algo, desde amortiguadores de dirección hasta la gráfica con los sponsors. Todos pusieron algo para que Luis cumpliera con el sueño.


Lamentablemente, el sueño de Belaustegui quedó a medias porque las autoridades de la prueba no le permitieron largar desde Arica a Antofagasta tras el día de descanso.


Como le pasó a gran parte de los pilotos, Belaustegui sufrió las etapas entre Calama e Iquique e Iquique y Arica, que fueron trampas en el desierto, por lo que muchos pasaron la noche perdidos y durmiendo a la buena de Dios. Eso hizo que tuvieran que afrontar tres etapas con mínimas horas de sueño o tal vez ninguna.


Luis estuvo en ese grupo pero la diferencia fue que se quedó ayudando a los pilotos que encontraba en problemas. Perdidos, con fallas mecánicas o accidentados. Incluso ayudó al argentino Jorge Martínez Boero a poner el hombro en su lugar tras una caída.


"Llegamos hasta Arica. Y nos pusimos a levantar y a asistir motos. Yo estaba convencido de que iba a llegar a tiempo pero nos agarró la noche", contó.


Entonces, con otros dos argentinos, se mantuvieron juntos, avanzaban unos metros para no perderse aunque en algún momento uno de ellos desapareció por unas cuántas horas.


Después de las peripecias, llegó al campamento pero fuera de tiempo para largar la etapa hacia Antofagasta: "Le dije a los comisarios a todas las personas que había asistido. Todo está probado en el IriTrack, pero como los tres veníamos despacio pensaron que estábamos muy cansados para empezar otro tramo y me excluyeron", se lamentó.


En ese sentido, criticó a los organizadores porque pese a haber respetado a rajatabla el espíritu con el que nació el Dakar, no lo dejaron seguir adelante.


"Ellos dicen que no puedo hacer una carrera ayudando. Deciden arbitrariamente quién puede seguir y quién no porque hubo muchas autos que no llegaron en horario y los dejaron largar porque los necesitan para el espectáculo. En cambio, como motos hay muchas, tomaron la decisión de dejarme afuera", sentenció.


A su manera, Luis sigue el Dakar, no en las especiales pero hace cada una de las etapas por el camino de enlace y -como no- asistiendo a quien los necesite.


"Me queda un sabor entremezclado. Por un lado la moto va bárbaro, nunca nos dio un problema, y pude ayudar. Por el otro, siento que fue injusto haber quedado afuera", afirmó.


Ese sentimiento de justicia con el que Luis mira la vida está grabado en la KTM 150, donde un calco que con la palabra "coexistir" está conformado por el símbolo musulmán, el de la Paz, la estrella de David y el yin & yan.


"Tuve una hermana que luchó contra el cáncer de mama y perdió la batalla, si ella no aflojó hasta el final, no lo voy a hacer yo", se despide mientras muestra la cinta rosa que simboliza la lucha contra esta enfermedad y pone a punto su moto para otro largo enlace.




  • Sainz y Despres, los grandes perdedores de la décima etapa del Rally Dakar



María Pía del Bono, enviada especial


Los campeones de autos y motos del Dakar 2010, Carlos Sainz y Cyril Despres, tuvieron una décima etapa para el olvido en el que compartieron la pérdida de rumbo, inconvenientes mecánicos para el primero y un accidente en el caso del segundo, que los relegó en la clasificación general a 12m37s y 18m10s, a favor de los líderes Nasser Al Attiyah y Marc Coma, respectivamente.


El español Coma, quien hace dos etapas perdió el liderazgo de la carrera a favor de su compañero de equipo, pareciera estar perseguido por una maldición en las arenas blancas de Fiambalá, aunque claro, sin el nefasto resultado de 2009, cuando volcó y tuvo que abandonar.


Esta vez, "El Matador" salió primero para abrir el camino y arrancó mal desde el principio porque quedó varado dos veces, después se perdió otras tres veces, pinchó y para coronar su mal día tuvo una falla en la caja de cambios.


Si bien, después de tantos infortunios llegó cuarto, quedó a 18m3s del ganador de la etapa, el sudafricano Giniel De Villers (Volkswagen Race Touareg) y terminó a 12m37s del qatarí Al Attiyah en la general.


"Salvo un error de Nasser, se acabó lo que se daba para nosotros", dijo amargado el madrileño.


El sudafricano, quien ganó el Dakar 2009 tras la deserción de Sainz, pero no se adjudicaba una etapa desde ese año hasta ayer, aprovechó los pasos en falso de sus compañeros de equipo y terminó primero por delante del polaco Krzysztof Holowczyc (BMW) y del francés Stephane Peterhansel (BMW), en el mejor resultado para la marca alemana, que logró ubicar a dos de sus pilotos en los tres primeros lugares desde que comenzó este Dakar.


De Villers descontó 4m.23s. al polaco, 5m.38s. a Peterhansel, 5m54s al qatarí y 18m.13s. al español Sainz, quien ahora dispone de tres etapas para recuperar el tiempo perdido, si quiere repetir su victoria del año pasado.


En las dos ruedas ganó el español Coma (KTM) y aventajó 9m.56s. a su inmediato perseguidor el francés Despres, quien hizo una mala elección y terminó en un camino equivocado y luego dentro de un barranco.


El catalán, ganador del primer Dakar sudamericano se adjudicó la especial del día 176 kilómetros con un tiempo de 3h.6m.35s, detrás se ubicó Despres y tercero quedó el chileno Francisco "Chaleco" López (Aprillia) a 13m.22s.


La de ayer fue una etapa muy complicada desde todo punto de vista. Fue muy dura para la parte física y difícil en la navegación. Y no podía ser de otra manera porque Fiambalá es una etapa mítica en este Dakar sudamericano", aseguró Coma, en diálogo con Télam.


En cambio, el día para Despres fue bien diferente: "El primer problema que tuve fue en el roadbook, no sé no habré leído bien y me caí en un barranco de diez metros, pero estoy contento porque sigo en carrera, porque en este momento podría estar en el hospital", dijo, aún quejándose porque no lograba "entender que quiso decir esa nota en la hoja de ruta".


Coma, quien ayer sumó la cuarta etapa en este rally, logró sacar ventaja de la equivocación del piloto francés, quien antes del llegar al kilómetro 100, se equivocó de camino y terminó en una zona pedregosa, elección que le hizo perder valiosos minutos en la lucha por el primer puesto.


Con diez etapas disputadas, Coma mantiene el liderazgo de la prueba con un acumulado de 14h.39m.31s., segundo está Despres a 10m. y tercero López a 45m.16s.


En cuatriciclos, el argentino Jorge Santamarina (Honda) se adjudicó la etapa, la primera en su historial, al imponerse en la especial del día de 176 km., que se corrió en territorio argentino tras el cruce de la Cordillera de los Andes por el Paso de San Francisco.


El piloto de Cariló empleó un tiempo de 4h.14m.57s. para quedarse con la especial del día, en la que superó al mendocino Sebastián Halpern (Yamaha) por apenas ocho segundos y al polaco Lukasz Laskawiec (Yamaha) por 3m.03s. En tanto, Alejandro Patronelli, líder de la competencia, llegó sexto a 5m.23s.


La clasificación general tiene primero a Patronelli, segundo a Halpern, recién a 1h.11m.08s., y tercero al checo Josef Machacek a 5h.47m.20s.


Hoy, los pilotos tendrán que afrontar la undécima etapa que unirá Chilecito (La Rioja) con San Juan, en lo que -según palabras del organizador de la prueba, David Castera- será la mejor y más bella del Dakar".


Sin embargo, las autoridades de la competencia, se vieron obligados a acortar el recorrido de la especial, que inicialmente iba a tener 622 kilómetros pero ahora será de 530, a raíz de las lluvias que aquejan la zona por donde pasará la carrera.


Las motos largarán la carrera a partir de las 7.45, los autos de las 10.12 y los camiones a los 8.05.Telam


 
Design by Blogger | Celebrity Fashion Shop